• Editorial

Trump va a ganar las elecciones.


El rol del presidente Donald Trump en el mundo ha cambiado, dejó de ser el empresario, narcisista, egocéntrico y racista; para convertirse en un líder internacional.

Las tendencias electorales aun ponen por encima a Joe Biden, virtual candidato demócrata, por algunos puntos, sin embargo, Trump tiene dos factores a su favor, la crisis generada por el COVID-19, la recesión mundial que pegará fuertemente en Latinoamérica y las negociaciones en torno al petróleo.

Analicemos el primer punto, Estados Unidos se ha convertido en el país con la mayor crisis por la pandemia de COVID-19 y dejando de lado la lamentable situación de muertos y contagiados en aquel país, esto le ha dado a Trump los reflectores que necesitaba para proyectar su imagen, en primer lugar, blindar el país cerrando vuelos y fortaleciendo la economía de los norteamericanos, le dio nuevamente la oportunidad de hacer la política que le gusta: nacionalista. Esto lo ha aprovechado entregando la módica cantidad de $1,200 dólares a los ciudadanos con la finalidad de apoyar la economía de las familias durante la cuarentena ¿dónde habremos escuchado eso?... También le ha ayudado a estar en las primeras planas de los medios de comunicación en la que ha elevado su imagen con un porte mas humanitario y sólido para con los estadounidenses.

En segundo plano tenemos la recesión mundial que pegará a las economías emergentes, o sea Latinoamérica y Estados Unidos siempre dispuesto a extender sus brazos para salvar al continente si es necesario ya sea por las buenas o por las malas, pero siempre estará ahí con su “ayuda” para salvar económicamente al mundo. Esto da un papel importante a Trump en la relación diplomática con los países que busquen su ayuda, ya que, de ahí seguramente emergerán algunos favores que se cobrarán electoralmente.

Finalmente el petróleo, que ha caído por la disputa entre Arabia y Rusia, sin embargo, quien lleva las negociaciones de reconciliación es precisamente Trump, solamente el día de ayer rescataron el precio en un 51% sólo por intervenir para negociar, este rol también le da un fortalecimiento en todo el mundo, esto aunado a un aviso a Venezuela al acusar de narcotraficante al presidente Maduro que tiene el mayor yacimiento de petróleo de América y da pie a muchas interpretaciones intervencionistas.

El escenario para Trump se puso ad hoc para ganar estas elecciones para su segundo periodo como presidente de Estados Unidos y también, tenemos que reconocer, que Trump evolucionó de un gran empresario a un gran político.


Lo escrito, escrito está.


Por: Mr. Politic.

Entradas recientes