• Editorial

Perdió Estados Unidos 22 millones de empleos por crisis del COVID-19.



El mercado de trabajo en los Estados Unidos dio un giro de 180 grados en tan solo 30 días cuando pasó de tener la menor tasa de desempleo de los últimos 50 años a un récord de 22 millones de personas que pidieron un seguro por desempleo.


De acuerdo a los datos oficiales difundidos este jueves, la semana pasada unas 5,2 millones de personas se sumaron al pedido de un subsidio laboral, luego de dos semanas consecutivas con solicitudes por encima de los 6 millones.


Para tener una idea de lo que significa este número habría que recordar que el récord semanal hasta la fecha era de 695 mil solicitudes en 1982, es decir, apenas el 10% de lo que se vivió en el promedio del mes.


De esta manera, se destruyó la totalidad de las vacantes laborales creadas desde la crisis financiera del 2009 y se calcula que la tasa de desocupación pasó de un 3,5% al 17%, un número muy por encima del pico del 10% registrado en el crack bursátil de la década anterior.


El salto fue acompañado por un desplome histórico de variables económicas clave como la producción manufacturera y las ventas minoristas. En cuanto a la primera, en marzo hubo una baja del 6,3% que constituye el mayor descenso desde 1946.


En tanto, según el Departamento de Comercio, las ventas minoristas del mismo mes cayeron un 8,7%, el peor dato de la serie histórica que comienza en 1992.


Una situación similar informó este jueves la oficina estadística europea, Eurostat con una merma de la producción industrial de febrero del 1,9% en toda la zona euro de a nivel interanual, números que seguramente mostrarán un desplome mayor en marzo y abril.


Entre los Estados miembros para los que Eurostat tiene datos disponibles, los mayores descensos de febrero se dieron en Luxemburgo (-8%), Irlanda (-6,8%), y Grecia (-3,5%), mientras que los aumentos más pronunciados tuvieron lugar en Malta (10,5%), Polonia (3,6%) y Eslovenia (2,4%).

Entradas recientes

Presentado por:

© 2030 Brújula Política se reserva todos los derechos de autor.

® Brújula Política es una marca registrada.