• Editorial

Mario Delgado recabará firmas para impulsar consulta popular para enjuiciar a expresidentes.


El coordinador parlamentario de Morena en la Cámara de Diputados, Mario Delgado Carrillo, presentó a la Mesa Directiva el aviso de intención de consulta popular sobre si los expresidentes deben ser sujetos de investigación y enjuiciamiento por actos de corrupción.


El propósito de la consulta, manifestó Delgado Carrillo, es dar a las ciudadanas y ciudadanos la posibilidad de decidir si las personas que han ocupado el cargo de Presidente de la República, deben ser sujetos de investigación y enjuiciamiento.


El legislador dio a conocer su intención de comenzar a recabar las firmas necesarias para fundamentar la propuesta de consulta popular ante San Lázaro a fin de que dicho órgano del Poder Legislativo convoque al ejercicio.


El congresista planteó que la consulta popular debe contener un único cuestionamiento: ¿Debe garantizarse el derecho a la verdad y la justicia del pueblo de México por los hechos de corrupción en que pudieron haber incurrido los expresidentes de la República mediante las investigaciones correspondientes, salvaguardando el debido proceso y la presunción de inocencia?


En ese sentido, el morenista buscará un millón 800,000 firmas que deberá entregar a la Mesa Directiva antes del 15 de septiembre con el fin de que la consulta pueda realizarse en el marco del proceso electoral del 2021.


Por otra parte, esta mañana durante su Segundo Informe de Gobierno, el presidente Andrés Manuel López Obrador se mostró nuevamente a favor de que se celebre una consulta pública sobre un posible juicio a varios de sus antecesores por presuntos actos de corrupción.


Aunque dice ser partidario de una política de punto final respecto a administraciones pasadas, el mandatario ha recalcado su interés en celebrar el referéndum, un plan que mencionó desde su investidura en diciembre de 2018 y que podría materializarse en 2021, cuando hay elecciones locales y legislativas.


"He propuesto que las autoridades responsables desahoguen el asunto con absoluta libertad, y que de ser necesario se celebre una consulta para conocer la opinión del pueblo", dijo durante el informe de su segundo año de gestión, para aclarar que votaría en contra pero respetaría el resultado en las urnas.


El tema ha cobrado fuerza después de que en agosto se filtrara a la prensa una denuncia del exdirector de Pemex, Emilio Lozoya, ante la Fiscalía General de la República, con acusaciones contra los exgobernantes Enrique Peña Nieto, Felipe Calderón y Carlos Salinas.


Según la legislación mexicana, pueden pedir la consulta los ciudadanos, con las firmas del 2% del padrón (alrededor de 1.8 millones de personas), el Congreso a través de una ley o el propio mandatario mediante una solicitud directa, posibilidad que López Obrador no descarta.


Con información de Reuters.

Entradas recientes