• Editorial

Mancera se queda sin bancada, Senado disolvió al PRD y PES por no cumplir limite de integrantes.


Fue un día agitado en el universo político del Senado. Mientras Lilly Téllez confirmaba su acuerdo con los gobernadores del PAN y su integración a la bancada azul -pacto que seguramente la llevará a la candidatura de Sonora-, Mónica Fernández Balboa terminaba de redactar una resolución que disolvía las bancadas del PRD y PES. Un golpe inesperado para Miguel Ángel Mancera.


La micro-bancada del PRD ya contaba con sólo tres integrantes, liderada por el Jefe de Gobierno, y secundada por Antonio García Conejo -el hermano de Silvano Aureoles- y el tabasqueño Juan Manuel Fócil. Con esa conformación, llevaba más de un año incumpliendo el reglamento del Senado, que exige al menos cinco integrantes.


Como buen abogado, Mancera solía interpretar al límite el reglamento: decía que, en rigor, se exigían cinco integrantes al momento de la conformación de la bancada. "Ahora ya no aplica, podríamos ser dos integrantes o uno solo y la bancada continuaría", repetía.

El problema de Mancera es que en las últimas semanas estiró también al límite su acuerdo político con el oficialismo. Los mensajes de una oposición más férrea a la 4T, en una franca oposición al periodo extraordinario que necesita Andrés Manuel López Obrador, lo dejó en una situación de debilidad.


Así, la tabasqueña Mónica Fernández Balboa decidió hacer cumplir el reglamento y liquidó su bancada. En el camino, pagaron "justos por pecadores": el PES también se quedó sin fracción parlamentaria por contar con sólo cuatro integrantes. Si se aplica, se aplica para todos, pareció el razonamiento de la titular de la Mesa Directiva.


Un dato interesante: la hasta ahora coordinadora del PES Sasil De León Villard responde políticamente a Manuel Velasco, y las otras tres integrantes son muy cercanas a Gabriel García. Dicho de otro modo: su permanencia en la 4T parece descontada. Habrá que ver si se integran al PT o directamente a Morena.


La nano-bancada de Mancera, en cambio, es un hervidero. Ya sin lugar en la Jucopo, también quedaría en entredicho su participación en la Comisión Permanente. Y allí se abre una posibilidad de oro para AMLO.


Hay que recordar que de los 37 legisladores que integran la Comisión Permanente, 24 son de la coalición gobernante. Les falta sólo un voto para que se pueda convocar al periodo extraordinario, pues se requiere de 2/3 de la votación. ¿Conseguirán que el reemplazo de Mancera sea un aliado oficialista?


López Obrador necesita en las próximas semanas la aprobación de un paquete de reformas a leyes y reglamentos para armonizar la legislación mexicana con el Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC). Un compromiso también con Donald Trump, con quien se estaba intentando agendar una visita a la Casa Blanca.




Con información de La Política Online.

Entradas recientes

Presentado por:

© 2030 Brújula Política se reserva todos los derechos de autor.

® Brújula Política es una marca registrada.