• Editorial

Lujosa casa en República Dominicana, el posible refugio del exiliado rey Juan Carlos.


El rey emérito español Juan Carlos se habría instalado de manera provisional en República Dominicana tras decidir abandonar su país, el día después de que se anunció su exilio al verse acosado por un aluvión de escándalos, el mayor de todos es la investigación por corrupción.


El diario ABC se refería este martes de que habría abandonado España para instalarse a República Dominicana, previo paso por Portugal.


Este martes a las puertas del complejo había el movimiento normal de vehículos y de agentes de seguridad, además de unos pocos periodistas, sin ningún indicio de la presencia del rey emérito.


La Vanguardia y El Mundo también informaron que se habría instalado de manera provisional en República Dominicana, mientras que el digital El Confidencial apuntó que se encuentra en Portugal, donde pasó una parte de su adolescencia.


En pleno cruce de conjeturas sobre a dónde podría haberse trasladado, el canal de televisión portugués TVI24 y el tabloide Correio da Manhã dijeron el lunes que Juan Carlos estaba en Cascais, una zona turística cerca de Lisboa, donde pasó parte de su infancia. Sin embargo, el rey emérito no está en Portugal, confirmaron a EFE fuentes oficiales.


La Vanguardia dijo que el exmonarca de 82 años viajó en coche a Portugal el lunes por la mañana y desde allí voló a la República Dominicana, donde planea quedarse unas semanas con una familia que hizo su fortuna con las plantaciones de azúcar, antes de buscar un nuevo destino.


La presión se ha ido acumulando sobre el otrora popular y ahora controvertido rey emérito desde que los fiscales españoles y suizos empezaran a investigar el supuesto soborno de 100 millones de dólares cobrado en un contrato de tren de alta velocidad en Arabia Saudí y que parte de ese dinero se lo dio a una antigua amante.


Casa de Campo, una lujosa urbanización a orillas del mar Caribe en el este de la República Dominicana, es, según varios medios españoles, la posible nueva residencia del rey emérito Juan Carlos I.


El rey Juan Carlos es buen conocedor de este complejo, ya que ha sido invitado en diversas ocasiones por su amigo Pepe Fanjul, un rico empresario azucarero cubano que es dueño de la urbanización, colindante con la ciudad de La Romana.


En 2015 asistió al acto en el que se bautizó con su nombre la calle principal del complejo, avenida que conduce hacia el aeropuerto de La Romana.


Este martes a las puertas del complejo había el movimiento normal de vehículos y de agentes de seguridad, además de unos pocos periodistas, sin ningún indicio de la presencia del rey emérito.


Casa de Campo es uno de los complejos residenciales más exclusivos no solo de la República Dominicana, sino del Caribe.


Las espectaculares mansiones que alberga dentro de las extensas instalaciones tienen la intimidad garantizada, puesto que los terrenos está alejados de todo y son inaccesibles para el no residente.


Además de los servicios básicos, este residencial de lujo cuenta con su propia marina y un campo de golf a orillas del mar.


Dentro del recinto también se encuentra el enclave de Altos de Chavón, la reproducción de una villa mediterránea, ubicada en unas colinas que dominan los meandros del río Chavón.


En esa zona hay un bonito anfiteatro, que sí se puede visitar previo pago de una entrada.


Además de lugar de residencia de millonarios conocidos y anónimos, este enclave ha acogido conciertos de estrellas internacionales como Frank Sinatra, Liza Minelli, Elton John, Jennifer López o Marc Anthony, entre otros.


En una carta publicada el lunes por la Casa Real, Juan Carlos le decía a su hijo que abandonaba España para poder permitirle gobernar sin problemas "ante la repercusión pública que están generando ciertos acontecimientos pasados de mi vida".


Las primeras reacciones a la partida de Juan Carlos pusieron de manifiesto que España está dividida sobre si su anterior rey, que fue una figura destacada en la transición del país a la democracia tras la muerte del dictador Francisco Franco, debería haberse quedado para hacer frente a la justicia.


A pesar de residir fuera del país, Juan Carlos I seguirá perteneciendo a la Familia Real y mantendrá el título vitalicio que se le reconoció tras su abdicación en junio de 2014.



Con información de EFE..

Entradas recientes