• Editorial

Filtran carta que describe los vínculos de García Luna y Calderón con narcotráficantes.


La revelación de que La Barbie era narcotraficante y al mismo tiempo informante de agencias del gobierno americano le dan una nueva dimensión a la carta entregada a la autora de este reporte a través de la abogada de Valdez Villarreal, Eréndira Joselyn Guerra días antes de que finalizara el sexenio de Calderón.


En ella, el narcotraficante admitía trabajar en el tráfico de drogas y afirmó que al menos desde 2002 Genaro García Luna recibía sobornos suyos y de otros narcotraficantes, así como un “grupo selecto integrado por Armando Espinosa de Benito, quien trabajaba con la DEA y me pasaba información, Luis Cárdenas Palomino, Edgar Eusebio Millán Gómez, Francisco Javier Garza Palacios (PF Colombia), Igor Labastida Calderón, Facundo Rosas Rosas, Ramón Eduardo Pequeño García y Gerardo Garay Cadena quienes también forman parte y reciben dinero de la delincuencia organizada y de mí”.


Asimismo, aseguró que su detención se debió a que se negó a hacer un acuerdo con el presidente Felipe Calderón y las demás organizaciones criminales.


“Mi detención fue el resultado de una persecución política por parte de C. Felipe Calderón Hinojosa, quien instauró un acosamiento (sic) en contra de mi persona por la razón de que el suscrito se negó a formar parte del acuerdo que el señor Calderón Hinojosa deseaba tener con todos los grupos de la delincuencia organizada para lo cual él personalmente realizó varias juntas para tener pláticas con grupos de la delincuencia organizada”, aseguró.


En otro párrafo La Barbie, quien era entonces un informante confiable del gobierno americano afirmó: “Pese a los antecedentes de Genaro García Luna, los cuales se encuentran en diversas causas penales, y de los que el Gobierno americano ya tiene conocimiento; incluso, formaron parte de los temas tocados en la Iniciativa Mérida y a los cuales he tenido acceso, el más reciente el testimonio del testigo colaborador Mateo (Sergio Villarreal), el Presidente Felipe Calderón lo sostiene en su encargo sin que se ejerza acción penal en su contra”.


Ahora se entiende que La Barbie sabía que el gobierno americano estaba enterado de la corrupción de García Luna y su equipo porque él mismo la habría revelado en su calidad de informante.


La carta estaba firmada por el capo en una de las visitas hechas por la abogada Guerra al narcotraficante. En los archivos de la Corte de Atlanta, Georgia, se localizó un documento escrito y firmado de puño y letra de Valdez Villarreal. La firma de la carta que él envió en 2012 y de ese documento oficial fechado en marzo de 2018 es la misma.


Dada la relevancia que tiene esta carta a la luz de las revelaciones encontradas en el documento judicial de la Corte, se presenta de nuevo al escrutinio de la opinión pública la misiva.



Con información de Aristegui Noticias.

Entradas recientes

Presentado por:

© 2030 Brújula Política se reserva todos los derechos de autor.

® Brújula Política es una marca registrada.