• Editorial

Ebrard entrega nota diplomática a EU solicitando información del operativo 'Rápido y Furioso'.


El secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, envió una nota diplomática a la embajada de Estados Unidos en México para solicitar al Gobierno estadunidense toda la información sobre el operativo “Rápido y Furioso”, que implementó en territorio mexicano la Agencia de Control de Bebidas Alcohólicas, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos norteamericana, a finales de 2009.


Marcelo Ebrard entregó este lunes una nota diplomática a Estados Unidos por el operativo “Rápido y Furioso”, donde indicó que “la comunicación y planeación del operativo “Rápido y Furioso”entre las autoridades estadounidenses y mexicanas no ha sido suficientemente aclarada”.


Por lo que “el Gobierno de México solicita que se le proporcione toda la información que se disponga respecto al operativo ‘Rápido y Furioso’ conforme al ánimo de cooperación y confianza mutua que rige la estrecha relación entre ambos países”, dijo Ebrard en un video difundido esta tarde.


En 2009, la Oficina de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos (ATF, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos presuntamente permitió la venta ilegal de 2.500 armas a criminales con la finalidad de que fueran traficadas a México y utilizadas para detener a contrabandistas de armamento y drogas.


La operación fue descubierta en 2011 cuando un agente de la Oficina de Migración y Aduanas de Estados Unidos fue asesinado por integrantes del Cártel de Los Zetas mientras se encontraba de misión en México.


La investigación arrojó que el agente murió por el disparo de una de las armas del operativo conocido como “Rápido y Furioso”.


El gobierno del entonces presidente de México, Felipe Calderón, (2006-2012) negó que el operativo hubiera sido resultado de un acuerdo bilateral.


La semana pasada, el presidente Andrés Manuel López Obrador pidió a Felipe Calderón aclarar si había tenido conocimiento del operativo durante su gobierno.


El expresidente Calderón contestó que se trató de un operativo secreto, cuyos resultados “fueron revelados a agencias mexicanas en la medida en que fueron del conocimiento público” sus resultados negativos.


Ebrard dijo este lunes que hay dudas sobre lo ocurrido.


“Si en efecto el gobierno de México conoció y autorizó el operativo, entonces estaríamos ante graves violaciones a la Constitución política y las leyes que de ella emanan por parte de quienes ocupaban los más altos cargos de nuestro país”, dijo el canciller mexicano.


Agregó que si las autoridades mexicanas desconocían el operativo, “se habría violado la soberanía nacional de México”.


Más temprano, López Obrador citó informes periodísticos que apuntan a que el entonces fiscal general de México, Eduardo Medina Mora, sí sabía del operativo.


“Primero, saber sobre la veracidad del informe, y si es oficial, saber después si Medina Mora le informó al expresidente Calderón sobre el asunto o no. Entonces, eso es lo que se está pidiendo”, dijo en su habitual conferencia de prensa matutina.




Entradas recientes

Presentado por:

© 2030 Brújula Política se reserva todos los derechos de autor.

® Brújula Política es una marca registrada.