• Editorial

Boris Johnson: "Me salvaron la vida".



El primer ministro británico, Boris Johnson, fue dado de alta después de una semana internado en un hospital de Londres por coronavirus, un cuadro que según admitió fue grave: "Esto podía haber ido para un lado o para otro".


Voceros del gobierno indicaron que tras ser dado de alta Johnson no volverá de inmediato al trabajo y continuará su recuperación en la residencia de descanso del jefe de gobierno británico. No se especificó por cuántos días permanecerá allí. El gobierno seguirá en manos del canciller Dominic Raab.


Poco después de su salida del hospital, Johnson publicó un video en sus redes sociales para agradecer personalmente al sistema de salud público británico, el NHS: "Es difícil encontrar las palabras para expresar la deuda que tengo con el NHS por salvar mi vida".


En su mensaje de cinco minutos y por momentos visiblemente emocionado, Johnson -quien en el pasado votó en contra de aumentos salariales para empleados del NHS y fue acusado de querer privatizarlo- calificó al sistema de salud público como el "corazón latente" y "el activo más importante del país". "Venceremos al coronavirus porque nuestro NHS es el corazón de este país. Es lo mejor que tiene este país. Es imbatible. Y su fuerza es su amor", dijo.


Johnson, que al principio de la pandemia había desestimado las medidas de prevención y privilegiado la continuidad de la actividad económica, fue diagnosticado con Covid-19 el pasado 29 de marzo y hospitalizado el 5 de abril. Al día siguiente pasó a una unidad de cuidados intensivos, de la que salió el pasado jueves.


Con un semblante muy mejorado respecto a su última aparición y sin aparente dificultad para hablar, agradeció uno a uno a los profesionales que lo atendieron e hizo hincapié en dos enfermeros: Jenny, de Nueva Zelanda, y Luis, de Portugal. "La razón por la que mi cuerpo comenzó a recibir el oxígeno necesario fue porque cada segundo de aquellas dos noches estuvieron vigilándome, y atendiéndome y realizando las intervenciones que consideraron necesarias".


Su mensaje de agradecimiento a dos inmigrantes ha calado hondo en la política británica ya que Johnson representa al sector del Partido Conservador que más fuerte ha luchado por cerrar las fronteras a la inmigración o de limitarla.


En su mensaje a la nación, el premier también aprovechó para volver a defender las medidas de confinamiento general obligatorio, aseguró que están funcionando y adelantó que durarán un tiempo más.


Mientras el crecimiento de número de casos parece haber comenzado a amesetarse, la cifra de muertos sigue aumentando a un ritmo significativo. El ministro de Salud, Matt Hancock, calificó a la jornada de hoy como "un día sombrío" ya que el país registró cerca de 800 muertes nuevas y superó un total de 10.600. Los contagios, en total, suman al día de hoy 85.173.


Uno de los científicos que asesora al gobierno británico, Jeremy Farrar, advirtió hoy en diálogo con la cadena pública BBC, que el Reino Unido podría ser "uno de los países más afectados, sino el más afectado, de Europa", lo que se suma a los pronósticos sombríos de otros científicos que en los últimos días hablaron de un aumento significativo de muertos.




Entradas recientes

Presentado por:

© 2030 Brújula Política se reserva todos los derechos de autor.

® Brújula Política es una marca registrada.