• Editorial

Urzúa se va contra AMLO por crisis en México.


La relación de amistad de largas décadas entre Carlos Urzúa y Andrés Manuel López Obrador quedó rota en apenas siete meses de gestión en Palacio Nacional. El entonces titular de Hacienda renunció con una carta colérica que incluyó acusaciones de todo tipo contra la 4T.


Entre esas críticas, Urzúa decía que AMLO tomaba decisiones económicos "sin sustento" y sin "base de evidencia", además de exponer la presunta designación de funcionarios "sin experiencia en la Hacienda Pública".


Ya con una vida más apacible, desde su oficina en el Tec de Monterrey, Urzúa disparó otra vez munición pesada desde su columna en El Universal, el periódico "opositor" según las palabras de López Obrador.


Urzúa dijo en su espacio de este lunes que AMLO "no tiene idea de qué hacer" con la actual crisis económica, y aseguró que la 4T se encuentro "pasmada", y solo atinando a dar "palos de ciego". ¿Una crítica a su alumna Herrera o acaso una ayuda externa para que el Presidente escuche sus recomendaciones?


"El gobierno federal está, desde hace ya varias semanas, más que pasmado. Se quedó literalmente agarrotado: no tiene ni idea de qué hacer ante la crisis económica. Apenas atina a dar palos de ciego a diestra y siniestra, y sigue afirmando que este año 'tampoco' habrá un déficit público", cuestionó el economista.


Para empezar, escribió Urzúa, en 2019 sí hubo un déficit del sector público, del orden de 2% del PIB. Y para continuar, "a como van las cosas, el déficit público rondará en 2020, al menos, el 5% del PIB".


Estos números se fundamentarían en que durante la inevitable contracción económica de 2020 los ingresos tributarios se caerán entre 1.5 y 2 veces por cada punto que se contraiga el PIB. Además, la caída del precio del petróleo y la rebaja en las notas de Pemex y CFE forzarían al Gobierno a poner al menos otros dos puntos del PIB para mantenerlas a flote.


Urzúa se suma, además, a la advertencia generalizada por la pérdida de empleos: su pronóstico es que habría millón y medio de nuevos desempleados en 2020. Por eso criticó -como Santiago Levy- el plan de créditos de AMLO: "Es obvio que una curita no sirve de nada para contener una hemorragia".


"Lo que más bien se necesita es una política laboral de envergadura y que pueda implementarse de manera urgente, inmediata. La manera más obvia y expedita de apoyar el empleo formal es a través de una exención temporal de las aportaciones a la seguridad social que hacen el trabajador y su patrón tanto para los servicios del IMSS, como para la Afore correspondiente y el Infonavit", propone Urzúa.


Las críticas del ex Secretario de Hacienda se suman a las vertidas en días pasados por Gerardo Esquivel, quien también tuvo grandes discusiones con López Obrador en el armado del Presupuesto 2019. Debates acalorados que le valieron su pase al Banco de México.


Esquivel hizo un largo análisis de la crisis que se viene. Y con algo de diplomacia también le pegó bajo la línea de flotación al discurso de AMLO: "El superávit primario propuesto será prácticamente imposible de lograr. Lo peor, de hecho, sería obstinarse en alcanzarlo mediante una mayor austeridad".


Herrera debatió durante semanas con López Obrador sobre la inconveniencia de mantener una política de ajuste al gasto en medio de un contexto de recesión local y global. "Eso es neoliberalismo", se lamentaban en Hacienda.

12 vistas

Presentado por:

© 2030 Brújula Política se reserva todos los derechos de autor.

® Brújula Política es una marca registrada.