• Editorial

Trump ayudará a México a fijar la reducción de 100 mil barriles diarios ante la OPEP.


Andrés Manuel López Obrador reveló este viernes que, en medio de las negociaciones con la OPEP, sostuvo una conversación con Donald Trump, con quien logró un acuerdo paralelo que le permite a México plantear una reducción de solo el 5.5% de su producción petrolera y no el 23% como proponía el cártel, ya que el restante será compensado por un mayor recorte en la producción estadounidense.


A pesar de que la atención mediática está exclusivamente enfocada en la crisis del coronavirus, la participación de Rocío Nahle en la reunión de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) generó un sinfín de comentarios, pues se señalaba que ya no era Rusia y Arabia los que ponían en peligro el anhelado acuerdo petrolero sino la postura de la funcionaria mexicana, que parecía renuente a aceptar la demanda de recortar en 23% la producción.


Pero en esta conferencia matutina, como primer punto a tratar, el Presidente anunció: "México va a contribuir a estabilizar los precios que se desplomaron en los últimos días". Confirmó que la posición mexicana llegó hasta el final: "Nos ha costado mucho aumentar la producción tras 14 años consecutivos que dejaron caerla".


Lo novedoso fue que explicó que el acuerdo se logró tras hablar con el Presidente de Estados Unidos, Donald Trump. "Hablé con él y se llegó a un acuerdo de hacer una disminución de 100 mil barriles. Estados Unidos se compromete a reducir, adicionalmente a lo que iba a entregar, otros 250 mil barriles, para compensar", refiriéndose a la parte mexicana.


El acuerdo general fue una reducción de la producción mundial de petróleo en 10 millones de barriles diarios para evitar que el desplome, y por el contrario, estimular el precio del petróleo crudo. Eso implicó la exigencia a los países de recortar hasta en 400 mil barriles diarios.


Para la 4T esta petición representaba un fuerte golpe en el corazón de su proyecto de gobierno, que se centra en la recuperación de su industria petrolera a través del rescate de Pemex y de la reactivación de las refinerías. En ese sentido, el esfuerzo en los primeros años, tanto en dinero como en tiempo invertido, ha sido la construcción de Dos Bocas y el revertir la caída de la producción de crudo.


Quienes siguieron de cerca las negociaciones -que acapararon casi todo el miércoles a través de videoconferencias- narran que, cuando la OPEP planteó un recorte de 400 mil barriles diarios, la secretaria de Energía rechazó tajantemente la propuesta. Hay quienes cuentan que dejó la negociación, otros lo narran como un tiempo que pidió para analizar la medida, e incluso consultarla con López Obrador.


En este escenario, hacia el ocaso del día, ya se temía que la jornada cerrara sin acuerdo. Nahle afirmaba que México solo podría reducir la producción en 100 mil barriles diarios y en el mercado había pocas expectativas de que fuera aceptado.


Y es que López Obrador expuso que la exigencia de disminuir en alrededor del 23% era similar a la que se les exigió a Rusia y a Arabia Saudita, naciones que producen alrededor de 12 millones de barriles diarios, en tanto que México apenas alcanzó en marzo el millón 780 mil barriles, de acuerdo con su información.


"Del millón 786 mil barriles en promedio de marzo bajamos a un millón 686 mil barriles. Esto aplica a partir de mayo. Se espera que con esto aumente el precio del petróleo crudo y que esto compense pero, sobre todo, ayuda a estabilizar la economía, los mercados, y consideramos de mucha utilidad", agregó.


Y agregó más detalles sobre la conversación con el mandatario estadounidense: "El presidente Trump me empezó a leer los nombres de todos los países que habían aceptado y me dice: solo México no aceptó. Y ya le expliqué el porqué. Y le hice la propuesta, que afortunadamente aceptó, con esta compensación de parte de ellos.


"De los 350 mil barriles que luego nos pedía -la OPEP-, cuando le dije que eran 100,000 y no podíamos más, él, muy generosamente, me expresó que iban a ayudarnos con los 250,000 adicionales a los que ellos van a aportar. Por eso le agradezco", prosiguió López Obrador, agregando que el reporte es de conocimiento del cártel.


A inicios de marzo, Rusia y Arabia Saudita encabezaron una guerra petrolera al resistirse a llegar a un acuerdo para reducir su producción, lo que provocó un duro desplome en los precios del petróleo, que ya se empezaban a ver afectados por el Coronavirus. Este factor contribuyó también al golpe para los mercados accionarios y cambiarios.


En México, la mezcla nacional llegó a tocar niveles por debajo de los 11 dólares por barril -desde los 40 dólares en que estaba antes-. Un escenario difícil para los proyectos de López Obrador en materia energética, principalmente para Dos Bocas.


8 vistas

Presentado por:

© 2030 Brújula Política se reserva todos los derechos de autor.

® Brújula Política es una marca registrada.