• Editorial

¿Quién podría asumir el poder en Corea del Norte en lugar de Kim Jong-un?


Como suele ser el caso en temas relacionados a Corea del Norte, hay mucha incertidumbre en el panorama internacional, esta vez, en torno a la salud de Kim Jong-un.


Según la inteligencia estadounidense, el llamado “líder supremo” se encuentra en un estado delicado salud tras someterse a una cirugía hace unos días. En cambio, diplomáticos de Corea del Sur han indicado que estos rumores carecen de fundamento.


Kim Jong-un apenas tiene 36 años de edad, y no tiene más de nueve años que asumió las funciones que le heredó su excéntrico padre tras su muerte en diciembre de 2011. No obstante, la salud del joven Kim ha sido un asunto de preocupación entre los altos rangos del estado norcoreano, dada su adicción al cigarro, sus problemas de sobrepeso y el historial de problemas cardiovasculares en su familia.


Este incómodo asunto ha tenido que ceder el terreno a varias especulaciones, sobre todo en Estados Unidos, país que había logrado establecer una línea de comunicación con Pyongyang, gracias a la peculiar relación de amistad entre el señor Kim y el presidente Donald Trump.


Uno de estos temas de especulación gira en torno a la línea de sucesión. Si algo le llegara a suceder al Líder Supremo de Corea del Norte, ¿quien tomaría las riendas del país y del Partido de los Trabajadores?


BREVE HISTORIA DE LA DINASTÍA KIM


Desde el final de la Segunda Guerra Mundial, cuando Japón retiró sus tropas de la península, el poder político en Corea del Norte ha sido encabezado por una dinastía que impuso un modelo comunista que, hasta la fecha, sigue vigente.


Así como en un sistema monárquico, el liderazgo de la nación ha sido heredado de padre a hijo. De Kim Il-sung, fundador del Estado, a Kim Jong-il en 1994, y de este último a su cuarto hijo, Kim Jong-un, en 2011. Todos ellos han mantenido un estado de guerra perpetua con su vecino, Corea del Sur, así como una relación de hostilidad con Japón y las naciones de Occidente.


Si los rumores de su estado crítico de salud resultan ser ciertos, la incapacidad de Kim Jong-un dejaría un vacío de poder en el rango más elevado de la jerarquía norcoreana.


Muy poco se sabe sobre la vida privada del señor Kim. Se asume que tiene de uno a tres hijos, aunque es muy posible que estos no tengan la edad para asumir un puesto que conlleva tantas responsabilidades políticas y sociales. Kim apenas contrajo matrimonio en 2009, bajo la insistencia de su padre.


Por si fuera poco, Kim mandó a asesinar a las dos figuras más cercanas en la línea de sucesión: su tío Jang Song-thaek, segundo al mando después de su padre y presunto líder de facto durante la asunción de Kim, y su medio hermano, Kim Jong-nam, primer heredero aparente de Kim Jong-il, caído en desgracia.


EL ASCENSO DE LA HERMANA DEL DICTADOR


Varios especialistas en materia internacional arrojan sobre la mesa el nombre de Kim Yo-jong como posible sucesora. A sus 32 años de edad, ella es la hermana menor de Kim Jong-un, pero también es su asesora más cercana y una figura de enorme influencia dentro del Politburo.


A pesar de la confianza que existe entre los hermanos, así como el rol tan importante que ha interpretado la joven funcionaria en las políticas públicas de su país, la idea de que un sistema tan patriarcal como el de Corea del Norte, encabezado por viejos generales, permita que una mujer asuma las funciones de Jefe de Estado puede parecer ridícula.


“Corea del Norte es un país confuciano donde se respeta la antigüedad y la masculinidad. Kim Yo-jong es la aliada más confiable de Kim Jong-un, pero nada más que eso”, dijo Leonid Petrov, especialista en Corea del Norte y profesor titular en el International College of Management en Sydney, Australia.


También hay razones para creer que Kim Yo-jong ha sido preparada desde hace años, incluso desde la gestión de su padre, para ser la primera mujer a la cabeza del poder norcoreano.


“Ella es la heredera natural del trono, ya que el régimen de la familia Kim es más una dinastía que una república. Una cosa que la señora Kim tiene a su favor, y sus posibilidades de preservar el régimen, es que es una figura conocida tanto dentro como fuera de Corea del Norte. Se ha encontrado cara a cara con Trump, Xi [Jingping] y Moon [Jae-in]. Ella exhibe un lado más suave del despiadado sistema tiránico que es Corea del Norte,” dijo Sung Yoon Lee, experto internacional de la Escuela Fletcher de la Universidad de Tufts.


No obstante, sería un error asumir que Kim Yo-jong abandonaría la postura de hostilidad que Corea del Norte ha sostenido con obstinación desde hace décadas.


“No está claro si Kim Yo-jong ha estado involucrada en la configuración y ejecución de la política estadounidense de Pyongyang y, de ser así, en qué medida. Sin embargo, su participación aparentemente estrecha en la formulación de políticas públicas y la ejecución de políticas del régimen de Kim Jong-un sugiere que tomará un camino similar al que ha tomado su hermano”, dijo Joel Wit, director de 38 North y exfuncionario del Departamento de Estado.


Hace un mes, Kim Yo-jong hizo su primera declaración en público al llamar “ladridos de perro asustado” a los reclamos de Seúl por los ejercicios militares más recientes de Corea del Norte.

6 vistas

Presentado por:

© 2030 Brújula Política se reserva todos los derechos de autor.

® Brújula Política es una marca registrada.