• Editorial

PRI donará el 50% de sus prerrogativas sólo si se hace un fideicomiso.


Ante la pandemia por el coronavirus (COVID-19) y las declaraciones del presidente Andrés Manuel López Obrador respecto a la entrega de la mitad de los presupuestos de cada partido político, el PRI manifestó que la institución será solidaria con el pueblo mexicano en esta crisis sanitaria y económica.


Por ello, en la actual emergencia sanitaria generada por el azote de la pandemia del COVID-19, el tricolor llamó a todas las instituciones públicas y privadas a contribuir con recursos para apuntalar nuestro descuidado sistema de salud.


El PRI propuso reasignar a la mitad su financiamiento público durante los cuatro meses que dure la contingencia, siempre y cuando esos recursos no sean manejados por el Gobierno Federal, y se constituya un Fideicomiso con integrantes de la sociedad civil, que manejen dichos recursos. Asimismo, está dispuesto a ceder la totalidad de sus tiempos ordinarios de radio y televisión.


“El Gobierno Federal ha mostrado ser insensible con la población y busca llevar a cabo sus obras faraónicas, que no son una prioridad para el país. Para asegurar que los recursos sólo se destinen a ayudar a la población afectada por el COVID-19”, señaló.


Por lo que planteó las siguientes acciones, que la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHyCP) y la Tesorería de la Federación firmen un convenio con el Instituto Nacional Electoral (INE) y los partidos políticos aportantes, en el que aseguren que los fondos y recursos que se obtengan se destinen a un fideicomiso.


“Dicho fideicomiso tendría el propósito de financiar compra de equipo y material para realizar pruebas; abastecer medicinas para la prevención y cura del COVID-19; adquirir equipo e infraestructura médica, como respiradores y unidades de cuidado intensivo; y contratar y capacitar personal médico”.


Además por cada peso y/o spot que aporten los partidos políticos, la SHyCP hará una contribución paritaria al citado fideicomiso.


Ya que el fideicomiso debe ser administrado por la sociedad civil, para asegurar que los recursos se destinen sólo al fin para el cual fueron otorgados. Los integrantes de este fideicomiso debarán ser nombrados por el Consejo General del INE.


Por último, recordaron que en 2017, luego de los sismos que sacudieron el centro y sureste del país, el PRI renunció a la totalidad del financiamiento público que le correspondía, para que los recursos se destinaran a la ayuda a los damnificados.

10 vistas

Presentado por:

© 2030 Brújula Política se reserva todos los derechos de autor.

® Brújula Política es una marca registrada.