• Editorial

Marcelo Ebrard encargado de toda la operación financiera por COVID.


Son horas decisivas en las alturas del Gobierno. Hoy Andrés Manuel López Obrador anunciará el plan con el cual pretende rescatar a la economía del desplome generado por la pandemia del Covid-19. La definición más reciente es el aviso a la cúpula empresarial de que será el canciller Marcelo Ebrard quien quede a cargo de los apoyos y planes de alivio.

Una vez más, ante una situación límite, el presidente elige a Ebrard como su actor más rutilante, ahora para sobrellevar una recesión en la cual se juega el destino de lo que queda del sexenio.

La lógica de la decisión también es externa: la recuperación de la economía tendrá una fuerte correlación con la situación sanitaria y económica de Estados Unidos y por eso la necesidad de utilizar los canales de diálogo con la Casa Blanca que el canciller maneja. Para entender: ¿tiene lógica que Donald Trump quiera reanimar la economía de su país en mayo mientras la población mexicana permanece en los hogares?

Sobre el plan a presentar hay pocos interrogantes. Todo esta sobre la mesa, Carlos Salazar y Antonio del Valle lo pudieron escuchar en la junta del pasado jueves con el presidente. No se tomará deuda, pese al fallido cabildeo de Arturo Herrera, que promovía con apoyo de la IP el célebre "Plan Déficit".

Con ese dinero, Herrera quería inyectar beneficios fiscales de todo tipo para las pequeñas y medianas empresas, una ruta que hasta el momento es resistida por AMLO. En cambio, el Presidente insiste con su plan de microcréditos, que ya fue criticado por Santiago Levy, el tecnócrata más cercano a la 4T.

En el Consejo Coordinador Empresarial había un clima de derrota. No habrá alivio fiscal. De hecho, Raquel Buenrostro le ha dicho al Presidente que se dispone a elevar la recaudación. Una creyente, en medio de la parálisis extrema que vivirá México -y el mundo- en las próximas semanas.

Se anunciará además el postergado plan energético que contempla un nuevo tipo de contrato que permite asociaciones con privados pero en un esquema en el cual la rentabilidad de Pemex se ve beneficiada desde el comienzo. AMLO le dijo a los empresarios que el monto total de la inversión podría superar los 35,000 millones de dólares.

24 vistas

Presentado por:

© 2030 Brújula Política se reserva todos los derechos de autor.

® Brújula Política es una marca registrada.