Presentado por:

© 2030 Brújula Política se reserva todos los derechos de autor.

® Brújula Política es una marca registrada. 

  • Editorial

Primer Ministro de Etiopía gana premio Nobel de la Paz por sus esfuerzos por lograr la paz y la coop


El Comité noruego del Nobel, con sede en Oslo, anunció el Premio Nobel de la Paz para el primer ministro etíope, Abiy Ahmed Ali, por su papel clave para poner fin a una larga guerra entre Etiopía y Eritrea que cobró más de 70.000 vidas. El primer ministro de Etiopía, Abiy Ahmed Ali, es el ganador del Premio Nobel de la Paz 2019 por su “sus esfuerzos por lograr la paz y la cooperación internacional, particularmente por su iniciativa decisiva para resolver el conflicto fronterizo con Eritrea“, anunció la presidenta del Comité Noruego, Berit Reiss-Andersen desde Oslo. Desde que Abiy Ahmed, de 43 años,  fue nombrado primer ministro del país africano el 2 de abril de 2018 ha concentrado sus esfuerzos y acciones en lograr una revolución democrática en Etiopía. Entre sus logros destaca la firma de la paz con Erítrea tras dos décadas de conflicto entre ambas naciones. Además de su decisiva mediación en el proceso de transición en Sudán tras el arresto de Omar al-Bashir,  el gobernante de ese país durante casi tres décadas. El conflicto entre Etiopía y Eritrea sobre el territorio fronterizo en disputa tuvo un costo financiero y humanitario enorme para ambos países. “La paz no surge de las acciones de una sola parte. Cuando el primer ministro Abiy extendió su mano, el presidente Afwerki la agarró y ayudó a formalizar el proceso de paz entre los dos países. El Comité Nobel noruego espera que el acuerdo de paz ayude a lograr un cambio positivo para toda la población de Etiopía y Eritrea“, destacó el Comité en un comunicado. Los ganadores recibirán el próximo 10 de diciembre una medalla de oro, un diploma y un cheque por nueve millones de coronas suecas (912 mil dólares). Hace un año, el Premio Nobel de la Paz también llegó a África con el reconocimiento al médico ginecólogo Denis Mukwege, originario de República Democrática del Congo, por su labor en el hospital de Panzi en Bukavu, Kivu meridional, desde donde ha ayudado a más de 40 mil mujeres que han sido víctimas de violencia sexual. En 2018, el Nobel de la Paz también fue para la activista iraquí yazidí Nadia Murad reconocida por su activismo en favor de antiguas esclavas sexuales del ISIS. 


0 vistas