• Editorial

Mi visita por la Quinta Gameros


La imponente obra arquitectónica de inicios del siglo XX se convirtió en el lugar elegido para comenzar nuestra aventura cultural que nos trasladó en el tiempo, llevándonos a un recinto lleno de historia, belleza y enigma.

Comenzamos nuestro recorrido por la impresionante recepción adornada por un candil enorme que iluminaba la planta baja y espacios amplios rodeados de las diferentes habitaciones, la primera de ellas, fue una sala de eventos, decorada por un piano de cola, una chimenea y algunas sillas de la época; a continuación, seguimos hacia el área destinada como comedor, en la cual, la decoración es una representación de la primavera y el verano, generando un ambiente cálido y con luces tenues que hacían sentir a cualquier comensal en su casa.

Continuamos nuestro tour hacia una de las habitaciones que se encuentra perfectamente amueblada con detalles que nos transportaban a principios del siglo anterior, convirtiéndose en una experiencia única. Los acabados de la mansión se mezclan con una tendencia europea que nos emocionaba seguir descubriendo cada habitación.

Después de recorrer las áreas amuebladas bajamos a una parte del sótano que se encuentra rehabilitada, en la cual, se exhibe una obra denominada “Resplandores Místicos” de Adriana Mesta, digna de ser mostrada en esta fabulosa Quinta.

Recorrimos las esclareas que nos llevarían a la planta alta de el museo y la emoción se percibía al admirar los impresionantes vitrales que iluminan y adornan la escalinata; en la parte de arriba, pudimos recorrer la sala Carlos Montemayor dónde se encuentran algunos artículos personales, la exhibición de Carlos Parra denominada “De lo real a lo abstracto”, también conocimos el salón José Fuentes Mares, en el cual, se inmortaliza fotográficamente sus logros y terminamos caminando por la Sala Luis Y. Aragón donde se exhibe “Ángeles Unicornios”.

Dentro de este gran recorrido de obras de arte y grandes pasajes de la historia te invitamos a conocer el espacio donde se encuentra “El Calvario”, un espacio que conserva su arquitectura original y definitivamente nos invita a la reflexión.

Finalmente tomamos un poco de aire en el silencioso patio contemplando la obra arquitectónica que nos llena de orgullo a los chihuahuenses y que sin duda, es parte emblemática de la ciudad.

Horarios: Martes a Domingo de 11:00 am a 7:00 pm

Costos: $27.00 pesos.

Domingos entrada libre.


Presentado por:

© 2030 Brújula Política se reserva todos los derechos de autor.

® Brújula Política es una marca registrada.